Internacionales

Haitianos piden salida de Henry y protestan por las medidas dominicanas por el canal

La manifestación fue convocada hace unos días por el nuevo partido político Engages pour le Developpement

Centenares de haitianos se manifestaron este domingo en Puerto Príncipe para exigir la dimisión del primer ministro, Ariel Henry, por su incapacidad para gobernar el país, que suma a la endémica crisis sociopolítico y económica un conflicto con República Dominicana por el uso de las aguas del río Masacre, frontera natural entre ambas naciones.

«El objetivo de la marcha es exigir la salida de Ariel Henry. Es un incapaz. Ariel nunca dice nada de los desplazados por la guerra que viven en condiciones difíciles en las calles y en las escuelas», declaró uno de los manifestantes.

La manifestación fue convocada hace unos días por el nuevo partido político Engages pour le Developpement (EDE), dirigido por el ex primer ministro Claude Joseph, feroz opositor al Gobierno en funciones desde que fue destituido.

Durante la protesta, que se dirigió a la residencia del primer ministro, los manifestantes denunciaron el racismo del que han sido objeto recientemente los haitianos residentes en la República Dominicana.

Criticaron al Gobierno dominicano por haber decidido, unilateralmente, cerrar las fronteras del país para obligar a Haití a abandonar la construcción de un canal de riego en el río Masacre, en el noreste del país.

Los manifestantes mostraron su apoyo incondicional a los agricultores de Ouanaminthe (Juana Méndez), a quienes animaron a continuar con la construcción del canal, que regará más de 3.000 hectáreas de tierra en el noreste del país.

El Gobierno dominicano dispuso el cierre, desde el pasado viernes, de la totalidad de la frontera con Haití, tanto terrestre como marítima y aérea, tratando de forzar así la paralización de los trabajos de toma de agua.

El bloqueo fronterizo supone también la suspensión del mercado binacional que se celebra en el municipio dominicano de Dajabón los lunes y los viernes, con el consecuente perjuicio económico para comerciantes y productores de la zona y el desabastecimiento al lado haitiano de la frontera.

Miles de haitianos están abandonando la República Dominicana y hacen largas filas, con sus pocas pertenencias a cuestas, para retornar a su país durante los dos momentos de apertura que se hacen desde el viernes en la frontera, una a las 12:00 del mediodía y otra a las 4:00 de la tarde.

Otras medidas dispuestas por el presidente dominicano, Luis Abinader, fue la paralización de la emisión de visados para los ciudadanos del país vecino y la prohibición expresa de entrada al país de nueve ciudadanos haitianos, entre ellos el considerado «patrocinador» del canal objeto de polémica, Camiel Samson.

Ante estas acciones, el Gobierno de Haití defendió su derecho a explotar sus recursos naturales, señalando que «al igual que la República Dominicana, con la que comparte el río Masacre, tiene pleno derecho a realizar capturas (tomas de agua) allí, de conformidad con el acuerdo (bilateral) de 1929», el mismo texto en el que se ampara el Gobierno dominicano para señalar la supuesta ilegitimidad de las obras.

Aún así, el Ministerio de Asuntos Exteriores haitiano insistió el viernes en la importancia del diálogo para resolver la crisis, que ha llevado a diversas organizaciones de la República Dominicana a criticar duramente las medidas del gobierno de Abinader en represalia al proyecto del canal de riego.

Enfrentados News

Apegado a la verdad

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba