Internacionales

A EEUU se le acaban tiempo y dinero: sus pozos de petróleo se secan y no hay reemplazo a la vista

Mantener el precio del petróleo a niveles relativamente accesibles en la última década se fundó básicamente en el boom del ‘fracking’ y del ‘shale oil’, que ha permitido a EEUU duplicar su producción de petróleo. De no haber sido así, el barril de crudo probablemente habría sido mucho más caro ante la potente demanda en China y la India.

La ‘gallinita de los huevos de oro’ se muere
Pero tras una década dorada, con sus altibajos, el fracking ya no puede hacer más por los consumidores de crudo.
Todo parece indicar que la industria ha tocado techo y a partir de ahora comenzará a vivir una suerte de consolidación que terminará en una caída de la producción de este petróleo ligero y dulce que ha aportado en abastecer la creciente demanda global de crudo.
El dato: de los 13 millones de barriles que produce EEUU cada día, unos 8 millones provienen de shale oil o petróleo de esquisto, extraído de la fractura hidráulica del terreno que permiten llegar al crudo que albergan estas formaciones. El crecimiento ha sido abrumador, pues en 2013 apenas se producía petróleo a través de esta técnica.
Una sola región ha sido casi el 100% responsable de toda esta revolución: la Cuenca Pérmica, ubicada entre los estados de Texas y Nuevo México al producir 6 millones de barriles de crudo cada día. Al igual que el resto de la industria, son cada vez más los expertos que hablan de un proceso ya de consolidación (en lugar de crecimiento), o incluso aseguran que la Cuenca Pérmica se está secando.
Todo esto hace presagiar que el precio del petróleo puede ir en aumento. En este sentido, el Dr. Miguel Jaimes, director del Diplomado de Geopolítica del Petróleo opina que esta situación de los pozos petroleros de EEUU es «la primera muestra de que el petróleo va a seguir a precios elevados, porque no puede haber dos precios del petróleo».
El experto enfatiza que «hay diferentes tipos de crudo, pero dos precios no pueden haber». «El West Texas, el WTI, el Brent y la OPEP son marcadores que rigen mundialmente el precio del petróleo».

Al respecto, Jaimes señala que mientras EEUU se valga del fracking, debe mantener los precios altos, porque si no, sus costos no van a rendir. Por eso «es que tienen que generar conflictos en varias partes del planeta, para que el precio esté en vilo y se mantenga de una manera acelerada, porque la fractura hidráulica necesita mucha inversión [por los altos costos]», concluye.

Fuentes: latamnews

Enfrentados News

Apegado a la verdad

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba